Conectarse

Recuperar mi contraseña

Afiliados
Photobucket
Últimos temas
» Countdown~
Mar Nov 13, 2012 10:21 pm por HYDE

» Bienvenido a casa [Ju-Ken]
Dom Sep 16, 2012 2:08 am por HYDE

» Visita inesperada(?) -GACKT-
Dom Sep 16, 2012 1:41 am por HYDE

» Ya me voy a poner condón -HYDE-
Sáb Ago 18, 2012 9:37 pm por HYDE

» Ouji?... Ouji? [kamijo & Lim]
Sáb Ago 11, 2012 4:50 am por Lim Hai Ea

» Kamijo: Light of the darkness
Vie Ago 10, 2012 9:20 pm por HYDE

» Registro de habitación
Vie Ago 10, 2012 9:40 am por Kamijo

» Registro de personajes [avatar]
Vie Ago 10, 2012 9:37 am por Kamijo

» Feliz día del padre <3 -GACKT-
Jue Ago 09, 2012 3:02 pm por HYDE

Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario


Hambre~

Ir abajo

Hambre~

Mensaje por HYDE el Mar Ago 23, 2011 11:16 pm

Nuevamente y sin haberlo pensado mucho ya se encontraba de pie a la salida de Metropolis, detrás de él estaba la fuente que para ese momento ya no estaba en funcionamiento. No tuvo que mirar el reloj para saber que pasaba de media noche. El lugar estaba completamente oscuro y un sepulcral silencio lo inundaba. Frente a él el camino que llegaba al pueblo más cercano. Ya estaba ahí y la necesidad era bastante, raro. Respiraba profundo y muy fuerte para su gusto. Había algo, desde que había decidido salir de su departamento. Había dejado una niñera a cargo de los pequeños y había huido despavorido una vez más.

Pero al fin estando en aquel lugar, con el olor de los humanos acercándose cada vez más con cada uno de los pasos que comenzó a dar, algo le decía que no estaba mal. Que debía continuar. En menos de un suspiro ya estaba cerca de la calle principal del pueblo. Se acercó con sigilo hasta una de las esquinas y asomó apenas la cabeza hacia dentro de la calle. Sus colmillos ya estaban listos para el ataque y sus ojos reflejaban la necesidad de sangre que sentía.

No había nadie ahí. Un gruñido de enojo salió desde su garganta y echó a andar por la larga calle con las manos en los bolsillos de la chaqueta. Miraba por el rabillo del ojo su alrededor, estaba completamente desierto. Le molestaba. Llegó a una nueva esquina y dio la vuelta sin siquiera advertir antes si había gente ahí, también estaba vacío. Sacó las manos de los bolsillos y continuó caminando por esa calle más rápido. Las luces de la calle eran las únicas encendidas. Tendría que hacerlo a la antigua, pensó.

Al llegar a la tercer calle y hallar el mismo resultado eligió una casa al azar y de un salto subió al techo caminando con pasos fuertes hasta quedar arriba de una ventana. Si, su intención era despertar a los habitantes pero ni una luz se encendió luego de que esperó unos momentos. Golpeó con el puño el techo, ¿por qué de repente ese pueblo tan buen proveedor de alimento se había vuelto tan fantasma?. No era la hora, antes había actividad incluso a esas horas de la madrugada.

Algo lo distrajo, miró extrañado la casa vecina, una luz, saltó al otro techo sin dudarlo y colgado de cabeza se asomó a la ventana. Una adolescente salía de la ducha envuelta solamente con una toalla, se relamió los labios con hambre y en parte con lujuria.



Spoiler:
-Pobre pueblito, un día estará despoblado~
-Volveré a mis orígenes... próximamente
-Me gusta divagar solo xD
avatar
HYDE
Admin

Mensajes : 1053
Fecha de inscripción : 02/07/2011
Edad : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hambre~

Mensaje por HYDE el Miér Ago 24, 2011 10:50 am

La muchacha tomaba asiento tranquilamente en el tocador de su habitación para proceder a cepillar su cabello y Hyde aprovechó para bajar del techo al balcón. La cortina estaba abierta de par en par pero ella no se había percatado de su presencia. Con sigilo abrió el seguro del ventanal y entró en la habitación, ella tarareaba una melodía al acomodar su cabello con parsimonia. La observó por un rato, cerró el seguro y se aseguró de hacer lo mismo con la cortina. Aquello sería rápido y silencioso, pero ¿por qué no jugar un momento?

Se dio cuenta de que ella tenía los ojos cerrados y ni siquiera se había inmutado, caminó a paso lento, siendo el sonido de sus pasos amortiguado por la alfombra blanca de la habitación. Lamentaba un poco que fuese a mancharse. Al fin llegó a donde estaba ella quedándose de pie detrás. El cepillo se paseaba lenta y sutilmente por su oscura cabellera y continuaba sin abrir los ojos, lo cual le favorecía. Permaneció ahí un momento, acercó la mano a la de la joven siguiendo sus movimientos e inspiró profundo, podía oler su sangre desde una gran distancia pero el estar ahí tan cerca era otra cosa muy diferente.

Aquel ruido de su respiración al inhalar alertó a la muchacha pero antes de que ella pudiese abrir siquiera la boca, la mano que tenía cerca la cubrió ahogando el grito. Se agachó hasta quedar a la altura de su cara por sobre su hombro y le acomodó un mechón del cabello detrás de la oreja con la intención de descubrirla. Le habló en un susurro cerca de esta. -Observa con cuidado tu reflejo, pues esta será la última vez que lo veas, lástima que seas tan linda- Pasó la mano esta vez por su cuello rozándolo con los dedos, bajó poco a poco por su torso colando la mano debajo de la toalla para finalmente dejarla caer y deshacerse de ella.

-Lo digo literal, te ves deliciosa- Volvió a susurrar y sonrió con malicia mientras le acariciaba, poniendo especial cuidado en sus pechos apretó uno de ellos con fuerza un momento y continuó bajando así hasta su abdomen, la tomó por esa parte para sostenerla entre sus brazos. La otra mano continuaba sobre su boca evitando que hiciera ruido. La elevó un poco en el aire y abriéndose paso entre su cabeza y su hombro clavó los colmillos en su cuello, esa conocida sensación de éxtasis al beber le invadió el cuerpo llenándole de energías renovadas. Bebió sin detenerse, con lentitud, lo caliente de aquel líquido rojo le rozaba la lengua y la garganta disfrutándolo como si fuese el mejor de los vinos.

Chupó hasta la última gota sin derramar nada, apretó el cuerpo inerte del a muchacha contra su propio cuerpo cuando se percató de que no tenía más y entonces lo dejó caer con violencia haciendo un ruido seco en la alfombra. Se sentía demasiado bien, hacía tanto que no probaba la sangre recién salida de su empaque natural. Inspiró con fuerza pero un ruido en el pasillo le hizo desaparecerse de ahí de inmediato. Al darse cuenta ya estaba de nuevo en el techo de la casa agachado de cabeza para mirar hacia adentro. El sufrimiento de la gente también lo alimentaba, pues no podía negar su parte endemoniada.

Se quedó observando el espectáculo de lágrimas por largo rato hasta que se aburrió. Dio un salto a la calle y comenzó a caminar calle arriba. Seguía desierto, pero ya no le importaba, estaba satisfecho. Llegó a las puertas de Metropolis, esta vez si miró su reloj, eran casi las tres de la madrugada. Caminó hasta la ciudad para volver a casa.
avatar
HYDE
Admin

Mensajes : 1053
Fecha de inscripción : 02/07/2011
Edad : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.